burro con ropa de moda sostenible

¿Qué es la moda sostenible? Marcas de ropa y calzado.

REDACCIÓN
Belén S.Ureta

El impacto medioambiental y social de la producción de la moda camina cada vez más hacia una filosofía de sostenibilidad, procurando alterar cuanto menos el ecosistema. Son muchos los países y las marcas afines a esta corriente con más seguidores conforme pasa el tiempo, pero ¿sabemos realmente lo que implica? ¿conocemos alguna marca accesible que pueda integrarnos en este estilo de vida?

¿En qué consiste la moda sostenible?

Cada vez más, la gente es consciente del cuidado que debemos tener con el medio ambiente, y por ello el mundo y su forma de vida está cambiando. En el sector de la moda, en particular, se busca una convivencia entre el planeta y la moda en la que no se dañe como hasta hace unos años se venía haciendo. La moda rápida con la que hemos convivido tantos años, en la que la producción es masiva, con un coste de mano de obra muy barato, con una gran deslocalización de su confección… solo implica impactos muy considerables contra el medio ambiente y la sociedad.

La moda sostenible consiste en buscar lo contrario a lo mencionado anteriormente. Además de ser prendas que se confeccionan próximas a su punto de venta (en España, en nuestro caso), se procura que sean hechas a mano y con ello así se reduce la contaminación de la maquinaria y se potencia el valor del trabajador, minimizando también el impacto social y yendo en sintonía con la moda ética. Se busca un diseño circular, es decir, se procura que sea moda reutilizable y reciclable (al menos los materiales con los que se realiza).

La moda sostenible debe ser totalmente transparente con el consumidor, de gran durabilidad y con posibilidad de ser reparable. Busca utilizar prendas que evitan los tejidos sintéticos, ya que en su composición hay materiales que tardan mucho tiempo en descomponerse.

Es, básicamente una forma de consumo que se debe trabajar e interiorizar.

Paseo en bicicleta por Copenhage (Dinamarca)

Países que consumen moda sostenible

En Europa, y según un informe de Forbes, los países que más consumen moda sostenible son Dinamarca, Bélgica, Irlanda, Finlandia y Escocia. Copenhague, Amberes, Dublín, Helsinki y Edimburgo son, probablemente, las ciudades más comprometidas con la moda sostenible, y así lo demuestran los números y su forma de consumo.

Si bien es cierto que España es uno de los países con mayor número de búsquedas de moda sostenible en Internet, junto con Dinamarca, Australia y Alemania, los hechos demostrables en este estilo de vida los tienen las cinco ciudades mencionadas en el anterior párrafo.

Copenhague, en primer lugar no genera residuos procedentes del sector moda, y a su vez recicla cantidades inmensas de textiles cada año. Amberes recicla casi el 100% de los residuos de ropa. Dublín transforma en energía (calor, combustible y electricidad) los deshechos de la moda. En Helsinki no se producen residuos textiles y en Edimburgo además de reciclar grandes cantidades, han demostrado estar comprometidos con la compra de moda sostenible.

Algunas marcas de moda sostenible en Poppyns Store

En nuestro espacio multimarca Poppyns Store y nuestro marketplace online tratamos de trabajar con firmas con valores, que atiendan al diseño pero sin perder de vista la utilización de materiales de alta calidad, o el trabajo responsable en su fabricación.

Ecoalf

Ecoalf responde muy bien al tipo de marca sostenible del que hemos hablado anteriormente y además se puede encontrar en nuestro espacio: “Nacimos para proteger los recursos naturales del planeta y crear una marca de estilo de vida sostenible liderando el cambio con cada producto que creamos” son las palabras que podemos leer nada más entrar en su site. Javier Goyeneche, su fundador, confía en un cambio y por eso con su firma de ropa es uno de los ejemplos más claros de que las cosas se pueden hacer de la forma correcta y menos dañina para el Planeta: ropa reciclada y reciclable buscando esa circularidad, ahorro de CO2 en la producción, utilización de su ya famoso ‘hilo del mar’, con el reciclaje de las toneladas de basura que se extraen del océano, una forma de darle una segunda vida a estos materiales.

Because there is no planet b

Alohas

Alohas, otra firma que forma parte de la familia Poppyns, trabaja también con la sostenibilidad: apuestan por la localización cercana del trabajo, la utilización de materiales vegetales reciclados y reciclables (tienen una sección de calzado vegano muy interesante), y abogan por la compra responsable, en la que incitan a sus clientes a invertir en productos de alta calidad y confección manual.

Beaumont Organic

Beaumont Organic tiene prendas que además de ser diseños atractivos y actuales, muchas de ellas se confeccionan a partir del algodón orgánico, un tejido proveniente de una planta que ha crecido de forma natural, sin pesticidas ni sustancias químicas, además de que no han sido plantadas a partir de semillas transgénicas.

Dos Mares

En los trajes de balo de Dos Mares se trabaja con lycras fabricadas en Francia, Italia y España, Acercando así la localización de la producción, una forma de reducir la emisión de CO2 y apostar por la filosofía de sostenibilidad. Y podríamos hacer un listado extenso de marcas que se han puesto en marcha con la sostenibilidad y que son transparentes con sus objetivos y procesos, algo muy positivo para el futuro de nuestro planeta. Cada pequeño gesto cuenta, y la suma de todos hará que el cambio solo pueda ser para mejor.

Fachada concept store Poppyns de moda sostenible

¿Dónde comprar moda sostenible?

Afortunadamente, cada vez son más las firmas que toman conciencia de la situación actual y procuran trabajar en sintonía con el medio ambiente. Desde Poppyns, en particular, procuramos incorporar a nuestra familia  marcas que hagan su parte de esfuerzo por contribuir a una mejora, y reunimos en un mismo espacio diferentes estilos y productos que comparten ese propósito de sostenibilidad. Además, la ubicación es inmejorable, en pleno corazón de la capital del Turia.

Otra opción que es una alternativa a la compra del fast fashion como venimos haciendo, es comenzar a confiar en el mercado de segunda mano. En muchas ciudades es una forma de compra que se practica con mucha asiduidad, y en España, es cierto que cada vez más está teniendo más consumidores. Plataformas como Wallapop o Vinted pero también tiendas físicas que se pueden encontrar en tu ciudad, donde podrás ver y tocar la ropa en primera persona.

No vivamos en la Tierra como si hubiera otra a la que pudiéramos escapar en un momento dado, cuidémosla en nuestro día a día y cambiemos, si es necesario, nuestra forma de hacer uso de ella.


Si te gusta estar al día de curiosidades del mundo de la moda y el diseño, descubre todos los artículos de Belén S.Ureta aquí.

Más artículos
Mujer rubia con vestido rojo llevando dos anillos de serpientes de oro y plata en la mano. Poppyns Magazine
La ilustración también queda bien sobre la joyería