Clemente Vergara

Fotografía de arquitectura a todo color

REDACCIÓN
Alicia Macías

Debo admitir que personalmente no soy muy de colores. Me gustan las tonalidades tierra, los tonos suaves y las gamas cromáticas sencillas y muy simples… Sin embargo, y cuando digo sin embargo lo digo con la boca pequeña. Hay algunas excepciones en las que el color se apodera de mí y me enamoro perdidamente de tonalidades que nunca me habría imaginado.

A veces el color sirve como catalizador del estado de ánimo. Justo eso fue lo que me pasó cuando conocí el trabajo de Clemente Vergara. Y es que solo con echar un vistazo, ya notas como te pone de buen humor, tu estado de ánimo cambia y sin quererlo, propicia una sensación más positiva y agradable.

Soy una apasionada de la arquitectura y de su fotografía, pero la suya en particular tiene algo que me cautiva. Y es que no son solo disparos de cámara hechos sin sentido, es un punto de vista que se aleja de lo común y que nos enseña otra forma de ver las construcciones y el diseño a gran escala.

Sus imágenes llegan a parecer dibujos, ilustraciones o estructuras hechas de pasta de modelar, creadas con pigmentos de color pastel. Incluso me atrevo a decir que tiene una gran similitud lo que vemos en sus fotos con texturas y formas que pueden llegar a ser caramelos o dulces en tamaño gigante creados por los mejores pasteleros.

En sus fotos, podemos observar y disfrutar del color en su estado más puro. Amarillos, rosas, azules o verdes, son las tonalidades principales de sus imágenes. Siempre dentro de una gama color pastel que difícilmente suele romper. Pero es que además la mayoría de sus fotos nos invitan a conocer una gran variedad de formas curvas, circulares y otras muy especiales en diferentes construcciones alrededor del mundo.

Barcelona, México, Estados Unidos y hasta Japón son algunos de los países que ha recorrido en busca de maravillas de la arquitectura, siempre centrando la atención en el color y en la forma. Navegar por su perfil de Instagram es una delicia… Puedes viajar en cada imagen y sentir la esencia del lugar que ha visitado.

Lo que más aplaudo de su trabajo es la capacidad para mostrar lo bello de una manera tan sencilla pero a la vez tan impactante. Haciéndonos visualizar más allá de una simple estructura, y creando todo un imaginario de color y fantasía de manera tan personal.

Sin duda un creativo increíble que no puedes perderte si te gusta la arquitectura desde un punto de vista más artístico y especial. Rompiendo las normas de lo cotidiano y haciéndonos conocer lugares de ensueño a través de la magia de su objetivo.

Más artículos
Edificio arquitectónico de hormigón y madera con formas geométricas, ventanales de madera con mallorquinas y zona ajardinada. Poppyns Magazine
Casa Mérida. El paraíso para los amantes del hormigón y la arquitectura