La belleza laboral

La importancia de los espacios de trabajo

REDACCIÓN
Gisela Talita

Cada vez somos más conscientes de la importancia de la estética en todo lo que nos rodea. Debido a la pandemia, la mayoría de personas ha pasado de la oficina a su casa como lugar de trabajo, y así ha salido la necesidad (y oportunidad) de poder diseñar y decorar la working area al gusto de cada uno. Has podido poner por fin esa lámina que tanto te inspira, utilizar tu inteligente sistema organizativo de folios de colores y poner sobre la mesa una pila de libretas preciosamente encuadernadas (aunque no las uses muy a menudo).

Hay un concepto llamado belleza laboral, el cual demuestra que si los materiales de trabajo que utilizas en tu día a día tiene un sentido estético más allá de la función que hace en el trabajo, hará que éste sea más agradable, e incluso que aumente el rendimiento. Lo bello tiene un impacto positivo en nosotros: nos inspira, nos ayuda a motivarnos y hace que nos sintamos orgullosos de nuestro espacio de trabajo, lo que ayuda a que seamos más productivos.

Esta es la razón por la que cada vez más, pero muy lentamente, las empresas están rediseñando la forma de trabajar, para que sus empleados se sientan más cómodos, más reflejados con su área de trabajo. La parte personal y profesional debe integrarse. Es importante que el trabajador no sienta que cada vez que entra en la oficina está pisando suelo sin conexión para él. Trabajará mucho mejor si siente que ese sitio le representa, le pertenece y es afín a sus gustos.

«El diseño de los espacios debe realizarse en función de cómo queremos que trabajen y se relacionen entre sí los trabajadores en ese entorno»

Félix Sanz, responsable de Seguridad, Salud y Bienestar de Vodafone.

Pero la verdad es que no todas las empresas pueden permitirse grandes presupuestos para adecentar las oficinas a las necesidades y recomendaciones actuales. Sin embargo, lo que sí pueden hacer es la renovación y cambio de muchos elementos que pasan desapercibidos pero que en el día a día los usamos continuamente y que ayudarán a mejorar la capacidad de trabajo.

Las sillas de oficina

Lejos quedan aquellas sillas negras de diseño y estética dudosa. Cada vez las hay más atractivas, además de cómodas y funcionales. Las de la casa Actiu son un buen ejemplo.

La iluminación

Si bien la mejor iluminación es la luz natural entrando por unos grandes ventanales (además la vista al exterior ayuda a relajar la retina) normalmente se necesita un apoyo artificial, pero siento que me desalmo cada vez que veo las oficinas con esa fría luz azul. Es cierto que una luz cálida no es la ideal, ya que invita a la relajación cuando debemos estar en un ambiente activo mientras trabajamos, pero sería bueno combinar ambas luces a modo de ambiente, ya que nos ayudará a crear una atmósfera más recogida y acogedora.

La papelería

Esto es tan fácil de solucionar que incluso me incomoda ver material de oficina feo. Si se tienen que comprar carpesanos, clasificadores y material de oficina, ¿por qué no se eligen aquellos con una buena estética? Es fácil encontrar bellos utensilios en aquellas empresas que se dedican a una labor creativa, como los estudios de diseño gráfico o arquitectura, editoriales de revistas, freelancers del mundo creativo….digamos que estas personas tienen más desarrollado el sentido estético y saben (y necesitan también) rodearse de elementos bellos. Un buen tip es combinar acabados monocolor con otros en kraft o madera.

La dimensión estética es una de las experiencias humanas más importantes, ya que es la forma que tenemos de relacionarnos con las personas, el entorno y desarrollarnos, tanto personal como profesionalmente.

Más artículos
Compra diferente con Emilio Beladiez