Las ilustraciones rocambolescas y poéticas de Nathalie Lete

REDACCIÓN
Gisela Talita

La artista nos rodea con un universo romántico kitsch repleto de conejitos y otros animales de trazos brutos y nada delicados.  

Hace poco encontré a esta artista multitalento nacida en París. De padre chino y madre alemana, sus obras son un reflejo de la unión de ambas culturas en sus ámbitos folclóricos y populares. Cada una de sus ilustraciones parece que nos relate un cuento donde los animales, plantas y objetos tienen personalidades vivientes. Que no os engañen los ojillos llorosos de sus personajes, todas sus obras tienen un punto bastante intrigante y misterioso.

Desde su perfil de Instagram (@nathalie_lete) nos enseña la enorme cantidad de colaboraciones y marcas que le permiten llevar su talento a casi todas las áreas posibles. Su obra no se limita a aplicaciones sobre papel: esta artista multidisiplinar aplica sus pinceles cargados de gouache para proyectos textiles, cerámica, libros, murales, escaparates, papelería, escultura y muchos más. Y es que cuando ves su perfil o su web sientes que entras en un vórtice intrigante de animales, bosques, fantasía, flores, color y romanticismo.

En cierto modo, creo que el estilo de vida ideal para un artista, ilustrador y creativo hoy en día es similar al de Lete: mantener la mente abierta a la realización de múltiples encargos que te ayuden a crecer y expandir el uso de tu obra, con la ambición necesaria para no tener miedo a hacer proyectos cada vez mayores, pues como dice la artista en una entrevista para la revista Milk:

Mi sueño sería construir una atmósfera completa. Una carnicería, (…) o una pescadería, con grandes paredes de cerámica como en España o Italia. Una boutique, un restaurante o incluso una piscina, me encantaría. Hice tantos productos pequeños que quiero seguir adelante. Soy del tipo que quiere cambiar mi vida todo el tiempo. Quiero vivir otras situaciones, que me ofrezcan colaboraciones en el fin del mundo (risas). Me haría soñar. Siempre busco sueños. 

Después de este apunte personal de mi idea de cómo-me-gustaría-vivir, con la cual no puedo estar más de acuerdo con Nathalie, voy a comentar algunos de sus productos y obras que más despiertan mi interés.

El mural de azulejos de su Studio&Co

Después de tener muchas de sus obras disponibles en diferentes tiendas y locales, quiso tener un espacio propio donde mostrar todas sus piezas. Así es como creó su showroom, recreando un pequeño bosque. Una de las paredes está revestida de azulejos cerámicos pintados a mano lleno de aves, plantas, insectos y flores.

El menaje de hogar de Avenida Home

La colaboración con la que conocí a esta artista. Una bonita y ‘sencilla’ colección comparada a lo recargado de sus trabajos. Aves y flores en azul cobalto para un clásico juego de tazas, mantelería, bandejas y platos.

Windowart para Anthropologie

Uno de mis murales favoritos a la hora de inspirarme es este sobre los escaparates de Anthropologie, donde predomina el color blanco y lo dota de complejidad por sus trazos desiguales y retorcidos. Los animales son una auténtica monería.

nathalie-lete.com

Ilustradora, artista
Más artículos
Reffetorio Felix