diseño generativo Marco Hemmerling Ulrich Nether
diseño generativo Marco Hemmerling Ulrich Nether

Sobre las IA y el diseño generativo

REDACCIÓN
Marusela Granell

Las IA, Inteligencias Artificiales, nos dan la posibilidad de “mover la ardilla” (imagen muy gráfica inventada por mis alumnos mexicanos para describir el efecto que produce en sus cabezas la posibilidad de usar las IA). Las Inteligencia artificiales ponen el cerebro en movimiento, como una ardilla dando vueltas dentro de nuestra cabeza, generando ideas y posibilidades. 

Las IA son capaces de mostrar millones de posibles combinaciones de imágenes e ideas para diseñar o crear. Ahora bien, no hay que olvidar que esta herramienta tan potente, recoge y maneja la información que le hemos volcado entre todos. Trabaja con residuos, mezclando el oro con los detritos y genera propuestas según nuestras demandas, así que las ordenes que demos serán fundamentales.

El diseño tradicional comienza con una persona y un lenguaje gráfico para comunicar ideas. El Diseño Generativo se basa en el poder de procesamiento para crear cientos o incluso miles de variaciones de un mismo diseño; y para discernir entre todas las posibilidades e incluso matizarlas, será necesario entonces tener criterio propio y capacidad de iniciativa. 

Criterio propio y capacidad de iniciativa

¿Qué tienen en común estas dos piezas creadas en tan diferentes épocas? En los dos casos, han sido creadas por personas que han utilizado sus conocimientos, su sentido estético, su capacidad de iniciativa y por encima de todo, su propio criterio. 

pintura tríptico del pintor El Bosco realizada en el año 1500
El jardín de las Delicias – 1500 d.C.

El Jardín de las delicias es una obra realizada por El Bosco en el 1500. El Bosco nació en los actuales Países Bajos, es autor de una obra excepcional tanto por la extraordinaria inventiva de sus figuraciones como por su técnica y su particularidad. Alejado de toda norma y moda de su época el Bosco es un ser único. 

El Sillón Lady en 1951. Fue diseñado por Marco Zanuso, que es considerado como uno de los padres del diseño industrial italiano, siendo uno de los principales contribuyentes que dieron forma a la idea del «buen diseño» (Bel design en italiano). Para el sillón Lady, Zanuso tuvo en cuanta la utilización de los nuevos materiales existentes en su época, como la espuma de latex, la que utilizó de forma nueva y con un particular gusto estético que hace de Lady un objeto icónico. 

Sillón Lady – 1951

Entendemos que las dos obras son fruto de dos mentes privilegiadas, dotadas de una gran capacidad de iniciativa. Desde mi punto de vista, esa es la capacidad humana a desarrollar por excelencia cada vez con más urgencia. Debemos tomar las riendas de las nuevas IA desde la cultura y el conocimiento, para de verdad avanzar hacia esa hibridación de inteligencias artificiales y naturales. 

Tanto el Bosco como Zanuso, son capaces de transmitir ideas nuevas, personales y avanzadas a su tiempo, como hicieron siempre los grandes maestros de la creatividad. Esta iniciativa es lo que creo que necesita hoy el creador. Debemos contemplar y valorar la capacidad de algunas inteligencias humanas para ver antes que nadie, para ver más allá. Para adelantarse y crear ideas nuevas, únicas y personales, como ocurre a veces en las artes. Que aporten desde la cultura un sentido humano de perspectiva hacia el futuro


Si te interesa saber más sobre el arte y la cultura contemporánea, descubre más artículos de Marusela Granell aquí.

Más artículos
Alimentación y salud en la piel