Tendencias decorativas del 2023. ¿Qué hay de nuevo?

REDACCIÓN
Alicia Macías

Llega el 2023, y con él varias tendencias decorativas que harán de nuestro hogar un lugar renovado. Cuando empieza el año todos decimos aquello de “año nuevo, vida nueva”. Y es que el ansia de cambio se apodera de nosotros, de nuestros hábitos, de lo que nos rodea, pero también de nuestros espacios.

Renovarse o morir. Mantenernos en nuestra línea de estilo pero apuntando a las nuevas tendencias es algo que a los apasionados de la decoración nos lleva siempre a buscar el cambio. Por eso vamos a echar un vistazo a lo nuevo, aquello que arrasará en revistas y medios digitales y también a lo que se mantiene en auge, sin cambios pero en el punto de mira.

estancia luminosa con sofás bajos y puertas en arco
 Fotografía © BaconStudio

Colores neutros

Los colores neutros son un “must” que se mantendrá este 2023. Los espacios con tonalidades cálidas, sencillas y suaves seguirán siendo una de las tendencias más arraigadas en este nuevo año. Pardos, crema, topo, teja, beige… Son colores que nos aportan calma y suavizan los espacios a la vez que aportan luminosidad y calidez.

Tonalidades fuertes e intensas. Colores oscuros.

Aunque los colores neutros son un básico en la decoración de interiores. Este año viene pisando fuerte espacios más oscuros, tonalidades fuertes que contrasten entre sí que aporten personalidad al lugar. Pero no sólo veremos estos colores intensos en accesorios decorativos. Los podremos incluir también en paredes, muebles… Enmarcando los espacios de manera más intensa y atrevida. Veremos colores como el negro, azul marino, granate, verde musgo…

estancia cálida naranja con mesa y menaje zen
 Fotografía © BaconStudio

Llega el “minimalismo cálido”

Uno de tantos nuevos nombres que veremos en revistas y medios… El “Minimalismo cálido” tiene como objetivo conseguir ambientes acogedores, en coherencia y armonía absoluta, que nos lleven a una sensación de calma. Para lograrlo, nos quedamos con un mix de lo mejor de la decoración escandinava y la japonesa. Con el color blanco como protagonista, tonos neutros y beiges, mobiliario de líneas rectas y materiales naturales, como la madera y las fibras vegetales. Y las plantas, por supuesto, son elementos imprescindibles para conseguir esta nueva tendencia.

Textiles, muchos textiles

Otra de las tendencias que deberíamos implementar en el 2023 es decorar en base a los textiles. Muchos tejidos diferentes, mezcla de fibras, tonos… Ayudarnos de cojines, alfombras, plaids. Todo ello para aportar volumen a los espacios y dotarlos de armonía y suavidad.

Formas redondeadas. Mobiliario artesanal.

Llega una nueva era de producción artesanal. Mobiliario y piezas hechas a mano llegan pisando fuerte y desbancando a los muebles creados en serie. Buscamos objetos especiales, de formas curvas y donde se pueda apreciar la mano de su creador. Haciendo hincapié en acercarnos a lo primario.

estancia con silla de madera y mimbre junto a pelota pelota de madera y piel
 Fotografía © BaconStudio

Todas estas tendencias las tendremos en nuestro radar y muchas nuevas que se irán introduciendo a lo largo del año. Por ahora, podemos sumergirnos en Instagram, Pinterest o nuestras revistas favoritas para elegir las ideas que más nos gusten y darle un giro 360º a nuestros espacios.


Si te ha gustado este artículo quizá te interese leer más publicaciones de nuestra colaboradora Alicia Macías, descúbrelos aquí.

Más artículos
Reffetorio Felix