Tres personas, un chico con gorra, una chica y una niña con una camiseta que pone "kind surf", sentadas encima de una tabla de surf dentro del mar. Poppyns Magazine

Entorno discapacitado

Redacción
Emilio Beladiez

En la Comunidad Valenciana gozamos de un clima perfecto para disfrutar de las calles y de nuestra naturaleza.

Es más, tenemos playas preciosas a lo largo de nuestra costa levantina que reciben miles de turistas cada año en la estación de verano. Pero para que realmente todos puedan disfrutar de ello tenemos que tener una planificación inclusiva.

Todo empieza por la accesibilidad de una playa, pero esto no es sólo construir una rampa en vez de poner escaleras.

Una chica abrazando a un niño sonriendo sentados en una tabla de surf dentro del mar. Poppyns Magazine

Existen necesidades de primera clase que incluye vestuarios y aseos adaptados, además de duchas. Otros instrumentos utilizados para aumentar el nivel de accesibilidad son las sillas y muletas anfibias, ya que este tipo de equipaciones son básicas porque permiten mayor comodidad y movilidad en el baño.

Esto nos obliga a pensar en las características de nuestra sociedad y la poca empatía y solidaridad que ha existido hasta nuestros tiempos sobre este tema. No obstante, centrémonos en el lado positivo. Los espacios públicos cada vez son más de todos y con menos barreras.

Lo que nos gustaría ver en un futuro sería una accesibilidad durante todo el año, y no sólo durante el verano. Además de incluir las diferentes diversidades que existen, porque existen diferentes tipos que no reciben la misma atención que la movilidad.

Una propuesta sería disponer de barreras de sonido en los accesos al paseo marítimo, carteles explicativos con pictogramas y la colocación de un radiófono para comunicar a las personas con deficiencia visual el estado del mar o el color de la bandera.

Trabajando en la dirección de hacer el entorno menos discapacitado, desde los ayuntamientos se ofrece un servicio de acompañamiento en los puntos de acceso a las playas para facilitar la transición hasta el agua. Podemos sentirnos orgullosos ya que nuestra comunidad acoge a tres de las 64 playas con total accesibilidad.

Estas playas son la playa de Pinedo, Malvarrosa y El Cabanyal que ya ha abierto estos servicios para las personas usuarias.

Todas estas normativas intentan garantizar un uso normalizado de nuestro litoral y es así como
queremos ver nuestras playas, abiertas y disfrutables para todas las personas.

Como prueba de que las barreras se pueden sustituir por oportunidades, nos gustaría mencionar el proyecto Kind Surf coordinado en Valencia por la escuela Mediterranean Surf School en Alboraya. Este proyecto de la ONG Bring Happiness está coordinado por la modelo y activista Almudena Fernández que dedica sus recursos a crear impactos sociales y ambientales positivos.

Un chico sonriendo abrazando a un niño con una camiseta azul que pone "kind surf". Poppyns Magazine

Desde 2013 se han ofrecido cursos gratuitos de surf adaptado para que jóvenes con diversidades puedan disfrutar de las olas del mediterráneo. Cuentan con una formadora social, Violeta Alarcón, que dirige el programa de surf adaptado, donde cuentan con un gran equipo de voluntarios/as para poder ofrecer durante todo el año el mejor ambiente, seguro y divertido. Ella misma nos ha respondido a algunas preguntas sobre su dedicación y su labor en este proyecto:

E: ¿Qué te mueve para dedicarte a este tipo de actividades?

V: Somos seres de movimiento, me puede el impulso, la pasión y la creatividad, por aportar mi granito de arena para construir un mundo mejor para todas.

E: ¿Qué es lo más reconfortante para los/las jóvenes?

V: El poder realizar una actividad por sí mismo donde puede fomentar su disfrute, ocio y capacidades.

E: ¿Cómo reaccionan las familias cuando ellos/as hacen surf?

V: Nos hemos encontrado con experiencias de todo tipo. Familias que daban muy poco por que su hija/o consiguiera surfear, y otras que han visto una mejora en los/as niños/as tras su trayectoria en la escuela. Se sienten emocionados de ver a sus hijas/os encajando en algo y formando parte de un grupo.

Tres personas, un chico con gorra, una chica y una niña con una camiseta que pone "kind surf", sentadas encima de una tabla de surf dentro del mar. Poppyns Magazine

Estas iniciativas nos hacen pensar que hay esperanza de que un día no existan los estigmas de
diversidad funcional. Está demostrado que el entorno acepta todo tipo de usos y no es el entorno el que pone esas barreras sino las personas.

Trabajamos para tener una sociedad abierta y accesible para todas las personas, pues no deberíamos entender una sociedad que no lo fuese.

Más artículos
Bolsas de tela blanca con pasta y garbanzos junto con dos ajos. Poppyns Magazine
Alimentación y sostenibilidad