Bosque de árboles verdes vistos desde arriba. Poppyns Magazine

Nuestro impacto sobre el medio ambiente nos lleva a pandemias como la del COVID19

¿El origen del nuevo coronavirus fue el murciélago o el pangolín?

Redacción
Alejandro Orrico

Nos da igual, lo realmente importante es que nuestra interferencia sobre la biodiversidad es la causa principal de esta pandemia y, si seguimos así, vendrán muchas más.

El virus Sars-Cov-1 de 2003 vino de los murciélagos y el MERS en 2012 de los camellos. El origen exacto del nuevo Sars-Cov-2 aún es desconocido, aunque parece estar ligado a murciélagos o al (desconocido para muchos) pangolín. Lo que sí podemos confirmar es que se trata de una zoonosis. Es decir, es una infección que se ha transmitido de un animal salvaje al ser humano.

Son virus que, en principio, infectan a animales. Pero, los virus no pueden subsistir por sí solos, sino que necesitan un ser vivo para vivir y multiplicarse. Por tanto, si cada vez vivimos más cerca de estos animales salvajes o los ingerimos, los virus pueden llegar a  adaptarse, infectar y transmitirse entre humanos.

Como bien explicó mi colega MicroBio, existen virus que se adaptan mejor y peor a los humanos. El virus de la rabia, por ejemplo, se transmite principalmente entre animales y se adapta bastante mal a humanos. Pero, aún así mata unas 50.000 personas al año en el mundo, principalmente en Asia y África, por mordeduras o arañazos de un animal “rabioso”. Sin embargo, el virus del SIDA (VIH) proveniente de los monos, sí se ha adaptado totalmente al ser humano. De hecho, a día de hoy, se transmite principalmente entre humanos. En ese proceso de adaptación de los virus animales a humanos, influyen factores virales, humanos y, muy importante, factores ambientales.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) estima que el 75% de las enfermedades emergentes, tipo ébola, zika, gripes aviares, otros SARS e incluso sida, son de origen animal.

En las últimas décadas el “salto” de virus, que estaban en la Naturaleza, a humanos se ha producido con más frecuencia, mientras en épocas anteriores la propia naturaleza «diluía el impacto de dichas enfermedades entre los distintos organismos y especies» con un riesgo menor de contagio. Ese aumento de enfermedades que se producían sólo en animales a humanos se ha asociado a «cambios medioambientales, resultado de la actividad de los humanos, del cambio climático y de la transformación del uso de las tierras».

Troncos de árboles cortados apilados. Poppyns Magazine

¿Por qué nuestra presión sobre el Medio Ambiente puede hacer que la frecuencia de zoonosis aumente?

A continuación cito algunas amenazas que pueden haber contribuido a la aceleración de las zoonosis:

Reducción de los ecosistemas

Con la deforestación estamos tirando, literalmente, a animales de sus casas, los cuáles se ven obligados a convivir cada vez más cerca de los humanos por falta de espacios salvajes. La modificación de hábitats salvajes para uso humano, más de lo mismo.

Explotación animales salvajes

La sustracción de animales de su hábitat natural para comerciar con ellos, de forma muchas veces ilegal y en mercados insalubres.

Explotación de animales para alimentación

Convivir con animales, por ejemplo en granjas, hace que el paso de virus animales a humanos sea más plausible. Lo vivimos con la gripe aviar. Aunque tal y como dice la OMS, no hay datos que indiquen que el virus de la gripe aviar y otros virus de la gripe de origen zoonótico puedan infectar a las personas si los alimentos que consumen han sido bien cocinados.

Hacinamiento

El 50% de la población vive en grandes ciudades donde hay más polución, más problemas de higiene, carencias en la potabilización del agua. Esto facilita las infecciones virales, sobretodo, respiratoria y gastrointestinales.

Globalización

El hecho de vivir en un mundo “sin fronteras” con millones de vuelos internacionales, hace que la transmisión de los virus se acelere. Lo acabamos de vivir muy de cerca con la pandemia actual del COVID19.

¿Podemos anticiparnos a los virus de origen animal?

Existen asociaciones como GlobalViral que tiene laboratorios repartidos por el mundo y estudia virus que están transmitiéndose en animales y podrían pasar a humanos. Es una manera de adelantarse a futuras epidemias.

Pero, sin lugar a dudas, la mejor estrategia para intentar mitigar ese salto de patógenos de animales a humanos es mantener un Planeta sano.

Planta creciendo dentro de una mano humana. Poppyns Magazine

Si bien es evidente que es necesario centrarse en la respuesta humanitaria inmediata y en la investigación de vacunas y tratamientos para luchar contra la pandemia actual del COVID19, los gobiernos no pueden dejar de lado la sostenibilidad ambiental.

El cuidado del medio ambiente es la mejor vacuna frente a futuras epidemias.

Más artículos
Letra P del alfabeto formada a partir de un pelícano y naranjas. Poppyns Magazine
El alfabeto hecho arte