Espacios pequeños

La guía definitiva para poder aprender a decorarlos.

REDACCIÓN
Alicia Macías

Seamos realistas, no todo son casas y espacios de más de 100m2 donde podemos jugar con la amplitud y las grandes distribuciones. Ahora más que nunca vivimos en ciudades que nos invitan a vivir en pisos pequeños, 50 o 60 metros cuadrados empiezan a ser cada vez más demandados entre la sociedad.

Queremos sitios prácticos donde tengamos lo necesario, aprovechando el espacio y disfrutando de él en su máxima expresión. Pero… ¿Sabemos sacarle el partido suficiente? Yo diría que no. Muchas veces nos vemos envueltos en un entresijo de ideas que no nos permiten componer estas viviendas de la manera adecuada y acabamos atrapados por la falta de metros y la pequeñez de nuestro alrededor.

Por eso hoy quiero daros algunas ideas para saber decorarlos, utilizarlos adecuadamente y vivir en armonía dentro de ellos.

Regla nº1: Da prioridad a los colores suaves.

Utiliza una gama de colores y tonalidades lo más clara posible. Lo sé, puede que te guste utilizar colores más fuertes para decorar las estancias… Pero lo mejor si tienes un espacio pequeño que decorar, es plantearnos una gama de colores suave y ligera. Estos tonos harán que la luz incida mejor en las paredes y dará un efecto más espacioso del lugar. Diría que esta es la premisa principal para revalorizar el espacio.

Regla nº2: Cada en su lugar.

Aprovecha cada rincón para el almacenaje. Quizás quieras ser austero a la hora de decorar, y eso está bien… Pero que el minimalismo no te despiste y pierdas la practicidad. Es primordial que estudies bien los metros, rincones y distribución de tu nuevo hogar. Solo así podrás sacarle partido al orden. Lo mejor para no sentirte abrumado por los pocos metros es tener en cuenta cada milímetro y aprovecharlo al máximo. Invertir en mobiliario a medida que nos permita organizar y ordenar con facilidad.

Regla nº3: Menos es más.

Sabemos que no vivimos en un lugar de enormes dimensiones, y debemos ser conscientes de ello. Por eso no debes recargar las estancias con demasiada decoración. Menos es más. Mies Van Der Rohe no se equivocaba con esta afirmación que debería ser básica en todo hogar, pero mucho más si donde vamos a vivir tiene unas medidas pequeñas. Disfruta del poder del orden y del minimalismo. No te dejes llevar por el consumismo e intenta mantener las habitaciones lo más despejadas posibles. Es posible decorar con lo necesario, no necesitamos recargar.

Regla nº4: Disfruta y siéntete cómodo.

Que no te abrumen los pocos metros. Tienes todo lo necesario a tu alrededor para disfrutar del espacio. No todos necesitamos grandes dimensiones para sentirnos cómodos. De hecho, a algunos nos reconforta y nos satisface el hecho de vivir en un espacio más pequeño y acogedor.

No olvides que lo importante siempre es aprender a convivir con nuestro alrededor de una manera más sencilla y práctica. Siguiendo unas pequeñas directrices podemos construir el lugar de nuestros sueños y disfrutar de lo que nos rodea de manera vital y simple.

Más artículos
Edificio arquitectónico a base de geometrias. Poppyns Magazine
Arco Santi. Un sueño abandonado en mitad del desierto.