Niña con pijama estampado animal

¿Se puede educar el gusto estético desde la infancia?

REDACCIÓN
Gisela Talita

He sido afortunada por haberme rodeado desde mi infancia de muebles, obras, piezas y cosas en general con un alto gusto estético (por no decir simplemente bellas). Mi familia paterna se dedicaba al mueble clásico y la madera, por lo tanto en mi casa y en las otras casas familiares siempre se ha respirado un cierto aire a estilo, arte y a ese je ne sas quoi que, a pesar del paso del tiempo y su desgaste, todo sigue teniendo ese encanto y armonía que sólo saben darnos las cosas bellas y de calidad.

Habitación infantil con decoración rústica y con cuadros de animales

Rodéate de obras estéticas y diferentes desde la infancia

Si de pequeña me rodeé de obras de San León y Barberá, también lo hice de seleccionados libros infantiles, piezas únicas y juguetes peculiares, que hicieron no sólo hacer volar mi imaginación, sino plantar una pequeña semilla de gusto estético en mi interior.

Pongamos el ejemplo de la educación bilingüe: un niño puede aprender dos idiomas de manera efectiva llevándolo por ejemplo a un colegio de lengua francesa y hablándole castellano en casa. Pues pasaría salgo similar con la educación estética y sensible hacia los objetos, las obras, la arquitectura y la belleza.

Libros infantiles ilustrados con gusto estético

Habituar a un hijo a saber observar y rodearla de elementos ricos en diseño, hará que en un futuro tenga un mejor ojo estético y por tanto su vida sea más placentera al haber sabido rodearse de elementos que la acompañen de una forma además de práctica y útil, afable a la vista.

¿Es posible ser más felices si nos rodeamos de objetos hermosos?

Esto entonces nos introduce a la siguiente cuestión: ¿Es posible ser más felices si nos rodeamos de objetos hermosos?

Colección moda niño y niña Rylee and Cru de Poppyns Store
Colección moda infantil Rylee and Cru en Poppyns

La felicidad ambiental no solo reside en tener objetos o piezas bellas a la vista, sino de conocer cómo manipular nuestro entorno en cada ocasión para que siempre sea lo más agradable posible según lo que queramos experimentar.

Un ejemplo que se me ocurre en el día a día sería cuando, en mis paseos nocturnos, veo que muchas viviendas mantienen la luz de techo cenital (y tono azul para más inri) mientras están ya en esa fase de relajarse en el sofá mientras disfrutan de una película.

Os prometo que me entran escalofríos al imaginarme esa estancia fría, en un momento del día que necesitas entrar en estado de relajación y letargo. Sería mucho más conveniente acompañar este momento con una luz cálida de menos voltaje, quizá de sobremesa, para envolver el salón con un aura íntima y acogedora.

Mural pintado de animales selva coloridos en habitación infantilMural pintado de animales selva coloridos en habitación infantil

Uso de materiales naturales, no sintéticos con gusto estético

El uso de materiales naturales y no sintéticos ayuda también a crear escenarios de mayor confort e interés para los usuarios, así como el uso comedido del color (¿paredes naranjas imitando a estuco? ¡No gracias!). Qué queréis que os diga, soy de esas personas que consideran que si tienes que comprar algo, cualquier objeto, aunque sea un colador, cómpralo de calidad, funcional y bello.

Por eso, volviendo a mi punto de partida, si tienes hijos o sobrinos y quieres hacerles regalos con juguetes, libros, muebles y textiles, aprovecha esta nueva oportunidad para empezar a preparar su camino, transmitir buenos valores y plantar la semilla del gusto estético.

Peluche perro en caseta madera de diseño

Si te ha gustado este artículo, descubre todos los artículos publicados de Gisela Talita aquí.

Descubre moda infantil off-season con los estampados más bellos, atemporales y originales de Rylee and Cru en Poppyns.

Más artículos
El verano de lo cotidiano