Ramas con flores en jarrones

Preludio de la primavera

REDACCIÓN
Alicia Macías

Por fin ha llegado ese momento. Ese en el que hay días que las temperaturas suben y te hacen soñar con lo que va a ser dentro de unos meses. ¿Ha llegado el calor? ¿Ya está aquí? Me pregunto ansiosa cuando me sobra un jersey o necesito quitarme el abrigo.

A partir de ese momento empiezas a hacer revisión mental de lo que tienes en tu armario y de lo que te apetece comprar cuando empieces a quitarte capas de ropa. Analizamos las tendencias, buscamos inspiración, todo a nuestro alrededor se vuelve mucho más estético. Y es que no solo cambiamos de ropa, el ambiente cambia de aire. Los espacios se vuelven más verdes, el sol brilla más fuerte y por más horas.

Sí, la primavera ya viene y se nota a nuestro alrededor. Suben las temperaturas, quitamos los abrigos y destapamos los cuellos. La sociedad empieza a vibrar. Las terrazas se llenan y la actitud en las calles es alegre y relajada. ¿Lo sientes?

¿Cómo puede una estación afectar tanto a lo que somos? Lo cierto es que la primavera es una de las estaciones que más afecta a las personas. Al fin y al cabo somos animales y nuestro instinto en las épocas más frías es resguardarnos, buscar cobijo… pero sale el sol y deseamos salir y disfrutar del exterior. De la naturaleza, de los días que se alargan y de todas las experiencias que ansiamos vivir.

Dicen algunos expertos que la cantidad de sol y de luz que recibimos a lo largo de estos días influye directamente en nuestro estado de ánimo. Genera más motivación y energía para hacer cosas. Estamos preparados para funcionar según estímulos y es la luz la encargada de regularnos. Por esto la primavera marca un cambio importante en nuestro comportamiento.

Por esto la primavera marca un cambio importante en nuestro comportamiento.

Ahora bien, lejos de todos estos procesos internos, más allá de la ciencia… existe algo inexplicable. Algo que nos inspira, que nos motiva, que nos llena de ganas por comernos el mundo.

La primavera se acerca y ese “je ne sais quoi” que se siente a nuestro alrededor tenemos que aprovecharlo. Exprimirlo y sobretodo, saborearlo.


Descubre todos los artículos de Alicia Macías aquí.

Más artículos
Las ilustraciones rocambolescas y poéticas de Nathalie Lete